Podemos
IU
Ganar Fuenlabrada

Pedro Manuel Vigil Gutiérrez

Podemos


Candidato a la alcaldía

Biografía

Nací hace ya 54 años en una ciudad industrial asturiana, en Avilés, pronto se despierta en mi la necesidad de conseguir un mundo mejor y empiezo a participar en distintas asociaciones y colectivos de todo tipo, culturales, estudiantiles, ecologistas etc. Muy joven nace mi primera hija, en la actualidad tengo cuatro, todas chicas y de las que me siento muy orgulloso.

Años después me voy a vivir a Erandio (Vizcaya) donde paso 5 años inolvidables y sigo participando en múltiples proyectos de transformación social.

5 años después vuelvo a Asturias y estudio Graduado social (diplomatura) y continúo con mi compromiso social.

En el 96 me vengo para Madrid, ya tenía entonces 3 hijas y en el 99 nace mi hija pequeña. Doy entonces un paso atrás en mi nivel de compromiso, aunque el gusanillo nunca me dejó de picar. Y en marzo del 2014 me incorporo al círculo de Fuenlabrada y empezamos a construir el círculo en nuestra localidad, tarea en la que seguimos con muchas ganas e ilusión en la búsqueda de un mundo más justo y solidario.

Motivación

Me presento con la ilusión de configurar un equipo de trabajo que luche por conseguir un municipio para su gente, que sea capaz de combinar calle e instituciones, que haga de la participación y de la democracia y transparencia su razón de ser. Venimos a construir un proyecto ilusionante y participativo. En ese proyecto trataré de aportar mi granito de arena, pero lo fundamental son los equipos (mi frase favorita es: «el todo es superior a la suma de las partes»). En ese camino estamos y con humildad seguimos trabajando. Vamos trazando muchos caminos en este camino complejo, pero la ilusión y el compromiso son buenos compañeros de viaje. Pero l@s mejores compañer@s sin duda son con l@s que comparto experiencias todos los días en el círculo.

Fuenlabrada necesita un cambio, pero este no vendrá desde las distintas derechas, no vendrá desde los que nos condujeron por la senda de los recortes, que hipotecaron nuestras vidas y nuestro futuro y el de nuestros hijos. Este cambio solo será posible con las auténticas fuerzas del cambio.